Cartas de 50 posiciones de bondage

Seamos sinceros: a todos nos ha pasado por la cabeza alguna vez el jugar a someter, dominar, o atar a nuestra pareja (sí, sí, también atar a nuestro jefe o a una molesta compañera de trabajo, pero no hablamos de esa clase de “atar”), y una vez así, acometer toda clase de fantasías eróticas con ella de sumisión y dominación...

Añade un poco de picante a tu vida sexual, ¡sal de lo convencional, no seas aburrido! Lánzate y prueba un par de cosas diferentes. Utiliza las cartas 50 Posiciones de Bondage como fuente de inspiración para iniciarse en un nuevo mundo sexual. Con estas cartas ¡hay más de 100.000 combinaciones de sugerencias para crear juego de fantasía bondage!, con unas instrucciones de juego muy simples, fáciles de disfrutar y creando verdadera adicción en cada juego!

Cartas de 50 posiciones de bondage 50 Positions Of Bondage Cards

Para quien es atado o dominado la sensación de abandonarse al placer, de incertidumbre de qué será lo próximo, y de estar a disposición absoluta de quien te ata (amo o dominatriz) es una fuente de increíbles experiencias sexuales y sensuales...

Para quien ata, o domina, la sensación es igual pero inversa: te pone a ti en posición de dar placer, de elegir dónde, cómo y cuándo proporcionárselo, y te pone al mando en una postura de poder (eso apetece, ¿verdad?) pero también de ejercerlo con responsabilidad…

No te preocupes: no es necesario equiparse con nada especial, ni una habitación roja ni una mazmorra con aparatos. Cualquiera puede sumergirse en el mundo de sensaciones bondage usando tan solo estas cartas y algunos objetos cotidianos como un cinturón, una bufanda, una corbata o un pañuelo grande… aunque si cuentas con objetos específicos (fustas, esposas, etc) podrás añadirlos al juego también, a tu criterio.

Además, este juego es adecuado para novatos y principiantes, para ser guiado en las primeras incursiones en este nuevo tipo de prácticas, pero también para los expertos que dominan las artes de la dominación y sumisión, y que podrán tomarlo como base y ampliarlo, modificarlo y mejorarlo a su antojo.

Dime, ¿a qué esperas?
Comienza el juego ya mismo… ¡te lo ordeno!

Leave a Reply